Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Sección de utilidades

Blog

Menú secundario

Fin del menú secundario

  1. Inicio
  2. Blog
  3. ¿Quieres saber cómo leer una factura de la luz?

¿Quieres saber cómo leer una factura de la luz?

Comienza el contenido principal

Cada final de mes se repite la misma rutina: Llega la factura de la luz y sólo con ver el sobre nos echamos a temblar pensando en hasta dónde ascenderá esta vez la broma.

Y aunque parezca mentira, tenemos que decirte que en este caso la culpa es sólo nuestra. Si tuviéramos un verdadero control de nuestro gasto y conociéramos cada aspecto referente a nuestro contrato, sería sencillo tener en mente la progresión aproximada del mismo, según el mes del año en el que nos encontremos. Lo más habitual es que no sepamos ni siquiera cómo interpretar nuestra factura mensual, como para tener que pensar en la evolución de nuestro gasto eléctrico controlada, ¿verdad?

En lo que se refiere a la proyección de nuestro gasto eléctrico, te aconsejamos que contactes con tu distribuidora para conocer qué aspectos evitables te están haciendo pagar más mensualmente en tu factura. Probablemente, cambiando a una tarifa de otro tipo o intentando amoldar tus hábitos de vida a las características de la tarifa que tengas contratada. Y en lo que respecta a saber interpretar cada punto de tu factura, no te preocupes porque vamos a indicarte cómo leer una factura de luz punto por punto para que no te quede ninguna duda al respecto. 

Como leer una factura de luz

Mi factura de luz: ¿Cómo interpretar cada punto?

Por lo general, las facturas de la luz se dividen en unos campos que suelen ser comunes independientemente de la compañía eléctrica. A continuación, pasaremos a explicar las distintas partes de una factura una por una:

  • Los datos personales del cliente:    En este aspecto hay poco que comentar. Se trata de la información personal del titular del contrato. Generalmente incluye su nombre y apellidos, el DNI o CIF y el número de cuenta bancaria al que se tiene asociado el suministro.
  • Código Universal del Punto de Suministro:  Se trata del número identificativo del punto de suministro. En nuestro país empieza por las siglas ES, a las que le siguen 20 dígitos numéricos que sirven como identidad en lo que se refiere al contador.
  • Datos del destinatario de la factura    (la persona a quien va dirigida) y de la   delegación comercial
  • La potencia contratada de la que se disfrute: Este dato corresponde al nivel de potencia que tienes contratado para tu inmueble. Habitualmente, depende del uso de la electricidad que tengas pensado hacer y del número de electrodomésticos y aparatos eléctricos en general, que tengas previsto tener en funcionamiento al mismo tiempo.   Para determinar qué nivel de potencia es el más adecuado en base a tus necesidades, puedes utilizar nuestra   calculadora de potencia  o directamente en cualquiera de    nuestras oficinas comerciales
  • Total a pagar: Aquí puedes ver la cantidad total a pagar con y sin IVA incluido, en base a tu consumo.
  • Histórico del consumo:    Dentro de este apartado puedes consultar la comparación de tu nivel de consumo a lo largo de los meses en el último año. Esto es especialmente interesante para comprender qué aspectos hacen crecer o disminuir tu consumo eléctrico y por consiguiente, el precio de tu factura.
  • Teléfonos de contacto para los clientes:    A través de estos números de teléfono puedes ponerte en contacto con tu distribuidora para cualquier tipo de consulta que necesites.
  • Contacto para reclamaciones o averías:  En el último apartado de tu factura encontrarás los datos de contacto para dar respuesta a cualquier tipo de incidencia relacionada con el servicio.

Esperamos que a partir de ahora, sepas interpretar a qué se refiere cada campo de tu factura eléctrica y no te quede ni una duda cuando llegue el momento de consultarla.

Si aún te quedasen preguntas, contacta con nuestro departamento, estaremos encantados de resolver tus dudas.

 

 

Fin del contenido principal