Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Sección de utilidades

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Los coches eléctricos son el futuro

Los coches eléctricos son el futuro

Comienza el contenido principal

Los coches eléctricos | Casi 200 años de historia

Resulta llamativo pensar que los primeros coches eléctricos de la historia surgieron hace casi doscientos años de la mano del inventor Michael Faraday. Los estudios de este famoso inventor británico acerca del electromagnetismo allá por el año 1821 sirvieron como base a los primeros prototipos de automóviles eléctricos. Pero fue unos años después cuando el ingeniero húngaro Ányos Jedlik ideó el primer coche eléctrico de la historia.

En 1837 los Davenport, un matrimonio norteamericano, patentaron el primer prototipo de automóvil eléctrico y más o menos en el mismo momento histórico, el escocés Robert Anderson hizo lo propio con un carruaje que utilizaba un motor eléctrico alimentado por una batería.

Desde entonces, el vehículo eléctrico ha visto frenada su evolución y su consiguiente éxito comercial por un hándicap fundamental, el problema de su autonomía por el uso de energía eléctrica.

Tras su invención, este tipo de vehículos fueron utilizados fundamentalmente en las grandes ciudades, donde se usaban para trayectos cortos, pero en cuanto los coches con motor de combustión irrumpieron en las metrópolis, dejaron rápidamente en un segundo plano a sus predecesores eléctricos por gozar de una autonomía muy superior desde el primer momento.

Pese a todo, a inicios del siglo XX, los coches eléctricos aún gozaban de una importante presencia en urbes como Londres, donde muchos de ellos eran utilizados como taxis. Fue en 1908 cuando Henry Ford logró producir en cadena su modelo Ford T cuando los automóviles eléctricos se vieron completamente desplazados en detrimento de los coches convencionales.

Posteriormente y pese a varios intentos fallidos por recuperar el uso del coche eléctrico por sus más que sabidas ventajas frente a su competidor, habría que esperar hasta la denominada crisis del petróleo en los años setenta para que éste volviera a entrar en escena.

Desde entonces y especialmente desde la llegada del siglo XXI, la recuperación del coche eléctrico para nuestras vidas se ha convertido prácticamente en una obsesión para combatir la contaminación y los perjuicios medioambientales que el motor de combustión ocasiona en nuestro planeta. En los últimos años, este tipo de automóviles está volviendo a inundar las grandes ciudades y su evolución parece volver a potenciarse gracias a grandes fabricantes como Tesla, la incursión de una de las mayores empresas del mundo en el negocio como es Apple, o fundamentalmente, importantes compañías automovilísticas orientales como Toyota o Hyundai.

Sin duda, nos enfrentamos a una nueva era en los que a los automóviles se refiere y la lucha por lograr una autonomía cada vez más larga se ha convertido en el punto de apoyo de los planes estratégicos a corto plazo por parte de los gigantes del mundo del motor.

Seguramente que si tienes previsto adquirir un coche próximamente estés valorando hacerte con un automóvil eléctrico debido a sus grandes ventajas y nuestro consejo es que no lo dudes ni un segundo. Principalmente desde la salida al mercado de modelos que cada vez ofrecen una autonomía más amplia, permitiendo incluso realizar viajes de horas en carretera.

Autonomía coches eléctricos

Autonomía de los coches eléctricos

Como comentábamos anteriormente, la autonomía ha sido el principal reto al que los coches eléctricos han tenido que enfrentarse a lo largo de su historia.
 

Desde el nuevo boom que ha protagonizado este tipo de vehículos junto a sus hermanos híbridos en los últimos años, este hándicap cada vez se está viendo más reducido gracias a los continuos avances en la materia.

Actualmente, Tesla es quien marca la pauta y uno de sus modelos, el Tesla Model P100D se sitúa a la cabeza del ranking de automóviles eléctricos con mayor autonomía del mercado, siendo capaz de circular sin necesidad de recargar sus baterías cerca de 550 kilómetros.

Como podéis ver, los viajes empiezan a dejar de ser un problema para los nuevos coches eléctricos, que además suelen disponer de los últimos avances tecnológicos en forma de extras para hacer la estancia de sus ocupantes mucho más confortable.

Aunque Tesla es sin duda el rival a batir, no se trata de un caso aislado y cada vez más vehículos utilitarios más asequibles se acercan a la línea de los 300 kilómetros de autonomía, cambiando el concepto de los automóviles eléctricos, históricamente asociados al uso exclusivo en las ciudades.

En lo que se refiere a la autonomia de los coches hibridos, el concepto es claramente diferente. En estos casos, hablamos de distancias más modestas al disponer de la posibilidad de ir recargando el motor eléctrico a medida que se utilizan.

En esta rama, Toyota es la marca más destacada del mercado y su modelo Prius seguramente el más vendido en el mundo.

La autonomía de las baterías eléctricas en este tipo de vehículos suele rondar los 50 km como máximo, pero no olvidemos que hablamos de una idea distinta que combina este tipo de motor con otro de gasolina para cuando éste no esté disponible.

 

Fin del contenido principal