Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Sección de utilidades

Blog

Menú secundario

Fin del menú secundario

Comienza la navegación terciaria

Fin de la navegación terciaria

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Blog CHC Energía
  4. La temperatura ideal del aire acondicionado en verano

La temperatura ideal del aire acondicionado en verano

Comienza el contenido principal

Es llegar el verano y siempre surgen las mismas dudas: ¿Cuál es la temperatura ideal para el aire acondicionado de mi hogar?

La temperatura exterior en algunos casos puede llegar a ser demasiado elevada, trasmitiendo el calor al interior de nuestro hogar a medida que avanza el día.

De ahí que sea importante tratar de mantener un ambiente fresco y una temperatura suave dentro de casa desde por la mañana hasta por la noche. Por supuesto, siempre es más complicado hacerlo a determinadas horas, pero con una serie de sencillas medidas, es posible conseguir que el interior de tu vivienda se mantenga a una temperatura moderada incluso durante los meses más calurosos.

A continuación, te indicaremos cuál es la temperatura ideal para el aire acondicionado en verano y te ofreceremos algunos consejos de gran utilidad, que te permitirán ahorrar energía en tu hogar.

¿Cuál es la temperatura optima para el aire acondicionado en verano?

Temperatura recomendada aire acondicionado

La clave está en intentar aislar nuestra mente del calor exterior a la hora de climatizar nuestro hogar. Sea cual sea el número de grados presenten en el ambiente, es importante que la temperatura de tu casa siempre sea más o menos la misma.

Más concretamente, la temperatura recomendada para el aire acondicionado durante los meses de julio y agosto, se sitúa entre los 25 y los 27 grados. A simple vista puede parecer algo elevada, ¿verdad?

Ten en cuenta que la diferencia respecto al calor que pueda hacer en la calle puede llegar a ser superior a los diez grados. Como sabrás el cuerpo humano no está preparado para soportar fuertes cambios de temperatura constantes. ¿Alguna vez has cogido uno de esos típicos resfriados veraniegos? Seguramente la causa sea esta.

Durante la temporada estival, cada vez que entramos en una tienda, en un supermercado o unos grandes almacenes, estamos sometiendo a nuestro cuerpo a cambios de temperatura que, en algunos casos, superan con creces los diez grados. Cuando se trata de algo esporádico, no tiene especial importancia, más que nada porque en la mayoría de ocasiones resulta complicado de evitar. Pero si de lo que hablamos es de nuestro hogar, es importante ser precavidos e intentar conservar una temperatura suave, que no implique un contraste demasiado fuerte respecto al exterior, sin que tampoco haga calor dentro de la casa.

Siempre que la diferencia entre la temperatura interior y exterior supere los 10 grados, estaremos hablando de un contraste demasiado elevado y por lo tanto, potencialmente perjudicial para nuestra salud.

Situando la temperatura del aire acondicionado en verano entre los 25 y los 27 grados, además de mantener tu hogar fresco y agradable, evitarás un excesivo gasto de energía derivado de la climatización de la casa.

Y exactamente lo mismo ocurre con las oficinas y centros de trabajo. Muchas veces, en este tipo de casos existe algo menos de conciencia en lo que se refiere a la moderación de la temperatura del aire. Al no ser nosotros quienes cargamos con el gasto económico que supone el funcionamiento del aire acondicionado, tendemos a despreocuparnos más e intentar buscar el confort dentro de la sala lo más rápidamente posible. Sin saberlo, es más que probable que estemos perjudicando a nuestro organismo al someterlo a constantes contrastes de temperatura.

Ten en cuenta que los aparatos de aire acondicionado son los principales responsables de la subida de la factura de la luz en muchos hogares al llegar el verano. Para que esto no te ocurra, no olvides mantener una temperatura suave, constante y uniforme, en ningún caso situando el climatizador por debajo de los 25 grados.

¿Quieres maximizar tu ahorro? No te pierdas las ofertas de luz para hogares y negocios de CHC Energía. El salto que necesitas para mantener un control total sobre tus gastos y asegurarte de no pagar ni un euro de más en tu factura. Una tarifa personalizada en base a tus hábitos y necesidades.

Además, existen otras recomendaciones de gran utilidad, que te ayudarán a mantener tu hogar fresco. Mantener las persianas cerradas el máximo tiempo posible, potenciar una correcta ventilación o el uso de ventanas de doble acristalamiento son algunas medidas importantes para mantener tu hogar correctamente climatizado.

Fin del contenido principal