Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Sección de utilidades

Blog

Menú secundario

Fin del menú secundario

Comienza la navegación terciaria

Fin de la navegación terciaria

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Blog CHC Energía
  4. Qué es el ICP y para qué sirve

Qué es el ICP y para qué sirve

Comienza el contenido principal

¿Alguna vez te ha pasado que, tras conectar varios electrodomésticos de manera simultánea, han saltado los plomos en tu hogar? El responsable de que esto ocurra es el denominado interruptor de control de potencia y funciona como medida de prevención.

¿Qué es el ICP y para qué sirve?

ICP ElectricidadEl ICP evita un calentamiento excesivo de la instalación eléctrica ante una posible sobrecarga de potencia. Al detectar que el nivel de potencia contratada se ha sobrepasado, este dispositivo hace saltar los plomos antes de que se produzca una posible sobrecarga.

Podríamos decir que se trata de un mecanismo de seguridad, orientado a controlar el nivel de consumo de nuestro hogar y de este modo, evitar posibles averías derivadas de un exceso en el mismo.

Si observas que el ICP salta muy a menudo en casa, cortando el suministro prácticamente siempre que activas varios electrodomésticos a la vez, lo más probable es que debas aumentar tu nivel de potencia contratada. Ten en cuenta que los cortes de corriente habituales pueden terminar por averiar los dispositivos electrónicos de la casa. Consulta con tu distribuidora el nivel de potencia contratada actual y auméntalo para prevenir futuras averías.

Utiliza la calculadora de potencia de CHC para determinar qué nivel necesitas contratar para tu hogar. En base a ello, te ofreceremos una oferta personalizada que te permitirá empezar a ahorrar en el gasto eléctrico de tu hogar.

¿Qué es ICP y dónde encontrarlo?

En términos prácticos, podríamos decir que el ICP es el mando que siempre encontramos bajado en el cuadro eléctrico de nuestra casa después de que salten los plomos por un pico de consumo. Suele tratarse del primer interruptor y generalmente, presenta un tamaño mayor al del resto.

En aquellas viviendas que cuenten con un contador de luz digital, el ICP se encuentra integrado en el mismo.

No olvides que desde el año 2018, todas las viviendas que disfruten de suministro eléctrico deben contar con un contador de luz digital como parte importante de la instalación por ley. Si todavía dispones de un contador analógico, recuerda que puedes solicitar a tu compañía eléctrica su sustitución por un modelo digital de manera gratuita.

¿Qué es ICP en electricidad y cómo funciona?

El funcionamiento del interruptor de control de potencia es muy sencillo. A decir verdad, se trata de una especie de controlador que vigila el nivel de consumo eléctrico en tu hogar en cada momento con el fin de evitar averías.

Cuando el ICP detecta que el consumo supera a la potencia contratada especificada para ese inmueble, hace saltar los plomos pausando el suministro eléctrico en la casa de manera momentánea.

Ante esta situación, estos son los pasos a seguir:
 

  • En primer lugar, desconectamos uno de los electrodomésticos que se encontraban en funcionamiento. De lo contrario, al volver a subir los plomos el ICP volverá a cortar la corriente en segundos tras detectar que el consumo continúa siendo excesivamente elevado.
     
  • Una vez disminuida la carga eléctrica de la casa, subiremos el mando del ICP para recuperar la corriente. Si al intentarlo, notas que el ICP está más duro de lo normal y no es posible subirlo, no lo fuerces. Esto es especialmente importante, ya que lo más probable es que se haya producido un cortocircuito en algún punto del sistema eléctrico de tu propiedad y el ICP esté cortando el suministro eléctrico como una medida protectora.

¿Por qué es tan importante el ICP para la electricidad de nuestra vivienda?

El ICP es un elemento obligatorio dentro de la instalación eléctrica de nuestra vivienda. La razón no es otra, que su importancia en el control y seguridad del sistema, funcionando en la mayoría de los casos como una medida preventiva ante posibles averías, sobrecargas o cortocircuitos.

El ejemplo que mejor muestra su importancia en términos de seguridad es un posible recalentamiento de la instalación derivado de un exceso de consumo. Esto es algo que puede producirse fácilmente en hogares que no cuenten con ICP, llegado incluso a generar un posible incendio en el peor de los casos.

¿Verdad que ya te extraña menos su obligatoriedad? Lo más probable es que ya lo tengas instalado, pero si no es el caso, no dudes en ponerte en contacto con tu distribuidora o con cualquier empresa especializada. Es tu seguridad y la de quienes te acompañan la que está en juego.

Fin del contenido principal