Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Sección de utilidades

Blog

Menú secundario

Fin del menú secundario

Comienza la navegación terciaria

Fin de la navegación terciaria

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Blog CHC Energía
  4. Qué es la etiqueta energética

Qué es la etiqueta energética

Comienza el contenido principal

Hoy en día, la etiqueta de eficiencia energética en los electrodomésticos se ha convertido en un factor tan importante como su precio o calidad a la hora de decidir acerca de su compra.

Pero realmente, ¿qué es la etiqueta energética?, ¿de verdad es tan importante su calificación a la hora de decantarnos por un electrodoméstico u otro? ¿Qué consecuencias puede tener nuestra decisión en este sentido?

A continuación, vamos a contarte todo lo que necesitas saber acerca de las diferentes clases energéticas de los electrodomésticos y su traducción en términos de consumo.

La etiqueta de eficiencia energética | Aprende a interpretarla

Tal y como su nombre indica, la etiqueta de eficiencia energética de los electrodomésticos es una pegatina que establece la calificación energética de los mismos, a través de una escala diseñada para evaluar su consumo. Dicha catalogación se estable siempre con una letra, siendo la A la clase energética más recomendada y descendiendo alfabéticamente conforme desciende su eficiencia.

Etiqueta energética electrodomésticos

Además, dentro de los electrodomésticos de clase energética A, también existen diferentes niveles, que se indican acompañando a la letra con hasta tres símbolos +.

De este modo, encontramos hasta diez catalogaciones energéticas diferentes, ordenadas del siguiente modo:

  • A+++
  • A++
  • A+
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G

En todos los casos, la opción más recomendable será optar por un electrodoméstico A+++ y desde ahí hacia abajo.

Si bien es cierto que su precio suele aumentar cuanto más arriba en la escala nos situamos, también lo es que a largo plazo pueden conllevar un ahorro importante en tu factura de la luz.

Ten en cuenta que la calificación energética de un electrodoméstico también tiene fecha de caducidad. En concreto, su validez tiene una duración de diez años, tiempo establecido como la vida útil del electrodoméstico. Pasado dicho periodo, lo más recomendable es someter su funcionamiento a revisión por parte de un profesional y en caso de que sea necesario, sustituirlo por uno nuevo.

El deterioro de determinados componentes en los electrodomésticos derivado de su uso, puede contribuir a descender su calificación de eficiencia energética. Tal y como ocurre con los coches, cuanto más antiguo sea el electrodoméstico, más probabilidad habrá de que vaya bajando puestos en la escala.

¿Qué traducción tiene la clase de eficiencia energética en mi factura eléctrica?

Pese a que los electrodomésticos con mayor eficiencia energética normalmente son más caros, éstos siempre suponen un ahorro importante para el consumidor a medio – largo plazo. Ocurre algo similar a las bombillas LED,  su adquisición conlleva un desembolso importante, por encima de la media, pero en poco tiempo comienza a recuperarse a través del ahorro en cada factura.

Se trata de una inversión a medio largo plazo que siempre genera beneficios importantes, en este caso a modo de ahorro.

Lo más recomendable es complementar dicha elección con una tarifa energética justa, que no te haga pagar ni un euro más de lo que consumes.

¿Quieres empezar a ahorrar de verdad en tu factura de la luz? No te pierdas las ofertas de luz para hogares de CHC Energía. Una tarifa eléctrica personalizada en función de tu nivel y tus hábitos de consumo. Contrata sólo la potencia que necesitas y selecciona en qué horarios vas a desarrollar tus puntos más altos de consumo para asegurar tu ahorro.

Tanto si necesitas dar de alta la luz en tu nuevo hogar o negocio o si simplemente estás pensando en cambiar de compañía en busca de una opción más económica, tenemos una gran noticia para ti.

Utiliza nuestra página web para solicitar una oferta a tu medida para tu negocio u hogar y empieza a ahorrar desde el primer día.

 

Fin del contenido principal