Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Comienza la navegacion terciaria

Final de la navegación terciaria

Comienza el contenido principal

Para poder aplicar el Bono Social a un suministro tiene que cumplir con 2 requisitos:

  • El suministro sobre el que se aplique el Bono Social debe ser la vivienda habitual, y el titular del contrato debe ser una persona física.
  • Que el suministro, el titular o la unidad familiar cumpla alguno de los requisitos establecidos para tener derecho al bono social:
    • (Opción A) Hogares con potencia inferior a 3 kilovatios.
    • (Opción B) Hogares con potencia entre 3 kilovatios y 10 kilovatios si adicionalmente cumple con alguna de las siguientes condiciones:
      • Familia numerosa.
      • Familia con todos los miembros en situación de desempleo.
      • Pensionistas con 60 años o más que reciben una pensión mínima por jubilación, incapacidad o viudedad.

¿Se puede aplicar alguna penalización?

Si el consumidor dejara de cumplir las condiciones del Bono Social, está en la obligación de comunicarlo a su empresa comercializadora en un plazo de un mes desde que se produzca la pérdida del derecho. De hecho, si continúa haciendo uso del descuento sin tener derecho a este, la comercializadora puede cobrar con efecto retroactivo las facturas de la electricidad a partir de las cuales se habían dejado de cumplir los requisitos, aplicándoles un 10% de recargo adicional al precio del PVPC.

También se debe tener en cuenta que la comercializadora de referencia puede pedirle al consumidor que demuestre que continúa cumpliendo con las condiciones del Bono Social. Si este no responde en un periodo de dos meses, se retirará el derecho al mismo y se cobrará el importe que corresponda desde el momento en el que se produjo el incumplimiento.

Fin del contenido principal